lunes, 19 de enero de 2009

Javier ha aparecido.


15 de enero de 2009

Javier ha aparecido.


El jueves 15 de enero de 2009, alguien ha encontrado a Javier. Son dos ciclistas, hasta ahora anónimos para mí. Espero encontrarles para darles las gracias y que me cuenten mas detalles.

En las afueras de Alcalá de Henares, donde yo nací, y vivía Javier, hay un parque natural, llamado el parque de los cerros.
Los ciclistas de fuera carretera, mientras hacían su camino por esa zona, cubierta de barro tras la importante nevada del lunes anterior, vieron a Javier.

Estaba en una quebrada, entre dos cerros, que aún no he localizado exactamente. Javier, estaba “dormido” desde el pasado domingo, día 11 de enero.

Por todo colchón tenia la gruesa capa de nieve que cubría el campo aún en ese día. Su cobertor era el cielo raso, y acaso ni los fríos rayos del sol de esa mañana, donde la temperatura aún era baja, penetrasen hasta el lugar donde aún se encontraba. Abrigado solo, por las sombras de la mañana.

Quiero agradecer desde aquí a esos amantes de la naturaleza sobre bicicleta, su buena vista y su buena estrella. Espero conocer vuestra cara, y estrechar vuestra mano.
De manera triste, pero piadosa, pusisteis fin a nuestra angustia. Mis padres, Mariano (80), Maria de los Dolores (79), y yo mismo, Luis Mariano, os trasmitimos nuestro más sincero agradecimiento.
Ellos dieron aviso sobre las 11 de la mañana, después, pasadas las 12, mi amigo Antonio me llamó para darme la luctuosa noticia.


33 comentarios:

  1. Todo terminó ya.
    Ahora hay que mirar solo para adelante. Seguir caminando, un pie tras otro...
    Con la sonrisa en la cara... esa sonrisa que a él le faltó y nosotros pondremos cada mañana junto a su recuerdo.
    Un beso, precioso.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  2. Luis, supongo que no hay nada peor que perder un ser querido. Pero Dios tiene razones que nuestra razón no entiende, y aunque duela, y mucho, nada podemos hacer.

    Piensa que tienes un Ángel Javier que te acompañará por siempre.

    Un abrazo sincero desde Chile

    ResponderEliminar
  3. Amigo, nosotros vivimos una experiencia similar hace unos años con una persona querida. No puedo sino desearte que puedas encontrar animo y apoyo en las personas que te rodean. Ese apoyo, en estos momentos, es imprescindible. Ojala lo tengas, cosa que te deseo.

    Un abrazo y ten fuerzas ante esta terrible adversidad.

    ResponderEliminar
  4. Hola se q es na tragedia y no hay palabras para consolar ese dolor, pro hay q seguir paa delante q siempre hay cosas bonitas q no se deben perder desde mi rinconcito mando mucho besos y apollo para segir

    yoli

    ResponderEliminar
  5. Yo soy de Chile un país muy lejano, pero cercano a la vez, me he informado a través de Natacha que es una persona muy agradable, acogedora y amiga de la gran pérdida de tu hermano y bueno ya lo han encontrado para darle una digna sepultura. Lo que te puedo decir Luis Mariano es que ahora más que nunca debes continuar el camino del consuelo y recordar a tu hermano de todas las cosas buenas y diabluras de pequeños que ambos hicieron en esta vida. Saca adelante tu espíritu por tus padres, el cariño y recuerdo en nombre de tu hermano que ya descansa en paz.
    Un abrazo fraternal querido Luis Mariano.

    ResponderEliminar
  6. He seguido un poco esta circunstancia gracias a Natacha; y al conocer el desenlace, me recuerdo a mí mismo la transición de eso que llamamos vida, y cómo vivimos con los pies en tierra lo contrario. A partir de un momento de mi vida he pensado e interiorizado, intentando ir más allá de cualquier canon establecido, y me he encontrado con lo eterno y la realidad que une aquello que percibimos con los sentidos y lo que es y está en otros espacios de manifestación.
    Pretendo con mis palabras compartir lo que entiendo como un sentido que une a quienes nos vemos con quien no, y siento lo verdadero como lo imperecedero. La forma, sea quizás solo eso, mas como almas estamos y estaremos, somos y seremos en este largo camino de la evolución, que no creo que termine cuando la forma desaparece.

    Un abrazo.
    Emig

    ResponderEliminar
  7. Lamento mucho el desenlace de tantos días de ansiedad y desasosiego, Luis Mariano.

    Por unos y otros motivos, me tocan muy de cerca muchos elementos de la tragedia de Javier. Perdí compañeros que abandonaron la vida. También busqué a otra persona (desconocida) desaparecida (con idéntico resultado). Y un ser muy querido y cercano se vio en la misma tesitura aunque tuve la enorme suerte de pararle a tiempo y acudir a urgencias. Y, sin llegar al extremo de sentirme culpable de egoismo, sí siento profunda desazón cuando alguien no tiene esa misma suerte (¿por qué yo sí y otros no?). Por otra parte, adoro caminar por sitios así y me da por pensar por qué no estaría caminando por allí el día que desapareció, en vez de en cualquier otra parte, para haber charlado un poquito con Javier.

    De una manera o de otra, como ves, os acompañamos en el sentimiento. Y no son palabras huecas.

    Javier os ganó una batalla. Pero os queda a vosotros ganar la guerra. Hablando de él, contándonos cómo era, qué hacía, que le gustaba... manteniendo vivo su recuerdo y compartiéndolo con nosotros.
    Este blog es un buen principio, un perfecto campamento base.

    Pero, sobre todo, María, Mariano y tú, Luis, tenéis que vivir vuestras vidas. Con alegría. Demostrándole y enseñándole (y a vosotros mismos) lo que no llegó a comprender. Que la vida dá palos (como este) pero sigue mereciendo la pena.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. maxivilla20@gmail.com19 de enero de 2009, 20:47

    Hola por Natacha he sabido el drama que tus padres y tu mismo habeis vivido, no se como expresar mi condolencia, pero os mando un abrazo a los tres.
    Ánimo y seguir adelante pues otra cosa no se puede hacer.
    Saludos a tus padres, apóllales, pues son muy mayores y es un golpe muy fuerte
    Besos de Conchita

    ResponderEliminar
  9. Lo siento muchisimo,no hay nada peor que perder a un ser queido,
    Si en algo puedo ayudar.
    soy ENI desde Barcelona,mando todo mi apoyo.

    ENI

    ResponderEliminar
  10. En estos momentos tan dolorosos supongo que pocas palabras podrán aliviar el desconsuelo. Así que sólo daros mi màs sentido pésame y muchos ánimos para afrontar esta circunstancia injusta en la que os ha metido el azar.

    Un fuerte abrazo de un amigo.

    ResponderEliminar
  11. Luis, te quiero dejar mi apoyo moral en este momento tan duro para vos y tu familia.
    Como dice mi querida "hermana del alma" Natacha, ahora hay que mirar para adelante, continuar en este viaje que es el vivir, recordando los momentos buenos, que seguramente los hubo.
    Te mando un fuerte abrazo y mis ánimos.
    Patricia

    ResponderEliminar
  12. Si supiera que palabras emplear para mitigar tu dolor, sin duda las diria. Pero esas palabras no existen.
    Desde aquí un fuerte abrazo y muchos ánimos.

    ResponderEliminar
  13. Siento muchisimo la pérdida de vuestro hijo y hermano,y los angustiosos dias pasados.Ahora toca recordar los buenos momentos vividos con él y recordarlo con amor.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Lo que se pueda decir no quita la pena o la ausencia, pero nada quitará tampoco los momentos vividos, los buenos recuerdos, lo que deja una persona al haber pasado por este mundo. Cada vida es única, como el grupo de personas con quienes se la comparte. Espero que ese grupo de sus seres queridos logre con tiempo sobreponerse y seguir haciendo una vida larga y con mucho sentido.

    ResponderEliminar
  15. Luis, soy Sandra de Argentina y amiga de Natacha.
    Hoy me he enterado de ésto y no podía dejar de pasar por acá para acompañarte en el sentimiento y como yo digo siempre.. "los que ya no nos acompañan físicamente, siempre estarán vivos en nuestros corazones!"
    Un abrazo muy grande para vos y toda tu familia♥

    ResponderEliminar
  16. Luis, me he enterado de este triste desenlace por mi hija del alma, Natacha.
    Sé que ante tanto dolor no hay palabras, pero debés seguir adelante recordando los buenos momentos que has compartido con Javier, eso te ayudará.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Siento no haber entrado antes en vuestro blog, pero lo desconocia. Se que no hubiera podido hacer nada, pero a veces unas frases de aliento dando apoyo a la familia hacen bien.
    El desenlace ha sido muy trágico, cosa que me afecta mucho aunque no conozca a la familia.
    Todo mi cariño para los padres de Javier y para su hermano.
    Un abrazo
    Mariaisabel

    ResponderEliminar
  18. Acabo de leer el mensaje de Natacha y enterarme de la noticia, ¡no tenía ni idea! Simplemente quiero sumarme a los muchos que antes de mí han comunicado a Luis su sentido pésame. Lamento mucho este difícil trance en el que se encuentran y espero que encuentren las fuerzas necesarias para superarlo. Desde aquí les envío todo mi cariño. Alicia

    ResponderEliminar
  19. Siento mucho lo que le ha sucedido a tu hermano Javier. Esto es como un accidente de tráfico, ya sabes. También en mi familia pasamos por un dolor similar. Cada uno tenemos que vivir lo que la vida nos tenga preparado. Lo siento mucho por tus padres pues son los que más estarán sufriendo. Son muy mayores y ahora tú tendrás que atenderlos y darles ánimo y fuerza.
    Me uno a todas las personas que queremos a Natacha para enviaros nuestro apoyo.
    Un abrazo.
    Conchi

    ResponderEliminar
  20. De alguna manera me siento unida a vosotros en la desgracia. Yo también perdi a mi único hermano en un accidente y sé lo dificil que es superar una pérdida tan grande.
    Lo siento mucho de verdad. Solo me queda deciros que os aprecio igual que quiero a Natacha y os mando mi abrazo y mi pesar.

    ResponderEliminar
  21. Qué puedo decir ante un momento así, siempre pensé que no existen las palabras que calmen, quizás un fuerte abrazo, una sonrisa, si, eso creo que vale más, y vivir, ahora con más motivo para hacerlo. Yo desde aquí cerquita, te doy ese abrazo y mi más sincera sonrisa. Espero que lo lleveis lo mejor posible, eso es lo importante.

    Muchos besos para vosotros, desde corazón.

    Eva María.

    ResponderEliminar
  22. tan grande es esta red de amigos que..........gracias a natacha, se enteró mi hermana elsis y por supuesto me contó lo que había pasado........

    lamento mucho este triste desenlace.
    A partir de ahora, creo que por los que quedan, deberás ser fuerte y seguir para adelante..
    mi solidaridad y mi hombro para lo que necesites.
    aunque estemos muy lejos,mis pensamientos y mis palabras positivas llegarán a tu corazón!!

    un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  23. Lamento infinito el terrible desenlace de los acontecimientos. Recibe mi más sincero pésame.

    Un fuerte abrazo para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
  24. Lamento profundamente este fatal desenlace.Os acompaño en el profundo pesar en el que estaréis inmersos.
    Recibid mi más sincero pésame y todo mi ánimo para afrontar la situación.
    Besos para todos.

    ResponderEliminar
  25. Mi más sentido pésame por la pérdida de Javier.
    Todo mi ánimo para afrontar la situación por la que estais viviendo.
    Un abrazo a todos

    ResponderEliminar
  26. Hola, Soy amiga de Natacha. Me paso por aquí para dejaros unas palabras de apoyo. Hace dos años perdí a mi primo, era para mi lo más parecido a un hermano que he tenido. No se dejó ayudar. Fue un dolor profundísimo así que imagino de algun modo el vuestro. Tienes suerte de contar en tu familia con personas tan magníficas como Natacha que estoy segura serán un apoyo verdadero.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  27. Os acompaño en este dolor. Soy amiga de Natacha y vengo siguiendo el enlace en su blog. Un final trágico e inesperado. Ahora os tenéis que apoyar y dar cariño los que quedáis atrás, la vida continua por muy difícil que se haga el camino. Mi más sincero apoyo a la familia en estos momentos tan difíciles.

    Un abrazo, Ana

    ResponderEliminar
  28. Vivo en Alcalá de Henares desde hace nueve años.
    Oí la noticia. La verdad es que cuando se busca a un adulto debe ser terrible porque se tienen pocas esperanzas de que no haya pasado algo realmente irreversible. Comprendo y me duele como propia vuestra angustia, la tuya y la de tus padres. Ha sido un descanso saber que fue un fallo del propio organismo: seguramente el corazón. No le dió tiempo a sufrir, es casi seguro.

    Se que vosotros -los padres especialmente están pasando un dolor que no se espera, no es lo normal que los padres entierren a los hijos y ese debe ser un terrible golpe- todos, toda la familia, amigos, estáis pasándolo mal...

    Quizá no llegue a tiempo pero yo vivo en Alcalá si le vais a decir alguna misa, por favor, avisame:

    mi correo es el siguiente:

    franziska34@gmail.com

    Veo el correo todos los días. Ya que no tengo otra cosa que daros, os ofrezco de corazón un fuerte abrazo y le pido a Dios que os ayude a soportar el dolor buscando el consuelo de su recuerdo y de los buenos momentos que la vida os ha dado disfrutando de su compañía. Hay que tener presente que a él no le gustaría nada ver vuestro sufrimiento.

    ResponderEliminar
  29. Lo siento muchisimo. No sé que decir, ahora las palabras suenan vacías ante tanto dolor. Solo puedo arrimaros mi hombro. Un abrazo y mi más sincero pésame

    ResponderEliminar
  30. Animo. No desesperes. A veces parece que el cielo se desploma sobre nuestras cabezas, pero siempre tenemos que seguir caminando, avanzando.

    Aunque a veces la tormenta parezca que nos arranca hasta el corazon, hemos de aguantar, de ser fuertes.

    Dios es grande y su bondad es infinita. Ten confianza en que en estos momentos, todo su abrazo y todo su amor, sus manos y sus ojos que no paran de gritar que nos quiere, cuidan, velan y caminan junto a Javier. Animo. Se fuerte, por tu hermano, por ti.

    Su camino ahora se ha separado de ti, pero vuestros corazones no. Y el, a pesar de todo, esta contigo. El amor, el cariño y su luz es inmortal. Pon velas a tu hermano, ilumina su camino. Prendelas pensando en el, enciendelas enviandole tu cariño, tu fuerza, tu energia, tu luz.

    Un abrazo.


    Rober

    ResponderEliminar
  31. Lo siento muchísimo, no tengo palabras. Quiero mandar un fuerte abrazo a toda la familia y mi más sentido pésame.

    ResponderEliminar
  32. Gracias a todos, por vuestros comentarios, cariño, compañía, apoyo…
    Verdaderamente, hasta que no te ves en esta situación, no sabes cuanto te pueden ayudar, los testimonios como estos que vosotros nos habéis dejado aquí.

    Seguiremos en contacto a trabes de Javier.

    ResponderEliminar